Sin categoría

Tipos de clientes de una escort – Parte II

Seguimos con los diferentes tipos de clientes que te puedes encontrar si estás trabajando como escort. Hoy vamos a ver unos cuantos perfiles más que, probablemente si eres una escolta experimentada ya te habrás encontrado, pero que, en caso de que seas novata en el mundillo de las escorts, es posible que todavía no hayas conocido a ninguno.

 

El «Buen Tipo» que está casado

Veo a muchos de estos hombres también. Algunos de mis mejores clientes están casados. Aunque son extremadamente encantadores como clientes, odio la idea de que estén engañando a sus esposas. Lo peor es que los hombres casados suelen ser tan cariñosos, afectuosos y respetuosos, lo que parece perfecto….PERO, el solo hecho de saber que los hombres dulces están engañando se traduce en que los hombres buenos engañan a sus esposas! Es una realidad muy triste que la fidelidad entre parejas está disminuyendo debido a que vivimos en una época que normaliza los ideales pervertidos y hedonistas.

Evidentemente eso no significa que por el mero hecho de que esté casado vaya a ser bueno. Pueden haber clientes a evitar que también estén casado.

 

El cliente que espera algo vulgar

Este es el tipo de clientes que quieren que una prostituta actue esencialmente como lo que es (en estereotipos): una puta vulgar. Odio a estos hombres, ya que sus mentes están hechas a la medida de valores sociales corruptos. Ellos son los que ven porno y piensan que las mujeres realmente disfrutan de esos grotescos y degradantes actos de «sexo». No tengo ningún problema con el dominio y la sumisión (BDSM) con dos socios que consienten, que disfrutan de los actos. Pero hay clientes que disfrutan de la violencia hacia otros, sintiendo que el receptor merece ser explotado, degradado y tal vez, dañado – esto es enfermizo. Por ejemplo, un cliente puede pensar que es justificable tratar a una prostituta como una persona sucia y sin sentimientos porque ha interiorizado la idea de que ‘las putas no valen nada’. Afortunadamente, mi clientela no ha estado formada por muchos de estos hombres.  Normalmente este tipo de clientes tienden a buscar chicas operadas, con pechos y labios operados.

 

El amante de los grandes pechos

Por supuesto, mi perspectiva sobre estos clientes es sesgada, porque tengo pechos naturales muy grandes. Así que naturalmente (sin juego de palabras), tengo muchos clientes amantes de los senos grandes. Generalmente, hay dos categorías de hombres amantes de las tetas enormes:

  1. El cliente que ama los senos grandes, sin importar si son falsos o naturales.
  2. El cliente que SOLO ama los senos grandes y naturales.

El cliente amante de las tetas grandes varía en lo que quieren hacer los senos voluptuosos. A veces quieren un «ruso» (o «español», depende de la jerga utilizada en cada pais), que es envolver su pene entre los pechos de una mujer. O a algunos hombres les encanta chupar los pezones de la mujer durante largos períodos de tiempo, o simplemente asfixiar su cara en sus senos. Oh sí, y una minoría de clientes tienen una fantasía de lactancia.

 

Amante de los culos

Y luego, están los hombres que aman/adoran el trasero de una mujer (su trasero, sus nalgas, como quieras llamarlo). Pero los asquerosos son a menudo únicos. Me he encontrado con muchos tipos diferentes de adoradores de culos. Hay algunos hombres que simplemente admiran la forma del trasero de una mujer, mientras que otros admiran su verdadero ano. Estos hombres no tienen la intención de tener sexo anal necesariamente, sino que lo disfrutan lamiéndolo.

 

El cliente Fetiche

Los fetiches varían dependiendo del individuo. Por ejemplo, los clientes que aman los pies tienen sus propios métodos para disfrutar de la experiencia. Lo mismo puede decirse de los hombres a los que les gusta que las mujeres los dominen. Nunca olvidaré la primera vez que me encontré con hombres con fetiches. Estaba empezando en la industria, y no tenía idea de que los hombres eran tan extraños!  ¿Por qué querría un hombre que le hiciera daño? ¿Por qué querría un hombre chuparme los dedos de los pies? Sin embargo, ahora… veo el placer en el dolor y en las cosas no convencionales. La sociedad moderna nos socializa, indirectamente, en normas de sexo, pero en realidad hay grandes variedades de deseo fuera de las normas actuales. Los fetiches ya no son ‘extraños’ para mí, porque abrazo la variedad de deseos sexuales. Me gustan los clientes fetichistas, los prefiero….siempre son respetuosos y muy considerados. A menudo es una experiencia muy divertida, y admito que me encanta cuando un hombre adora a mis pies, mi culo, mis pechos…

 

De momento lo vamos a dejar aquí, pero tengo buenas noticias, habrá una tercera parte de tipos de clientes que te puedes encontrar si estás trabajando como escort. Si crees que falta alguno y quieres proponer alguno diferente, no dudes en hacerlo.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *