Sin categoría

Consejos de seguridad para una escort – Parte II

Continuando con los consejos de seguridad para una escort, vamos a seguir viendo algunos tips que os ayudarán a contar con esa seguridad que necesitáis, y evitaros todos los problemas que podáis llegar a tener trabajando como escort a la hora de encontraros con algún cliente que os quiera hacer un lío. Así pues, prosigamos con los consejos para las escorts y su seguridad:

 

Dinero

Se da por hecho que ya sabes que solo has de trabajar con dinero en efectivo, todo lo demás es un lío, o te puede traer problemas, así que no te conviene. No aceptes divisas que no estés acostumbrado a manejar. No aceptes cheques, que seguramente te cancelarán. Pide el dinero en efectivo, por adelantado y cuéntalo para ver que no te falte nada. Si lo prefieres así, ve al baño a contarlo, pero no caigas en la trampa de no comprobar que está todo el dinero. A veces, un simple error en el recuento por parte del cliente puede significar una gran cantidad a echar en falta por tu parte. Compra y utiliza siempre que puedas, un detector de billetes falsos, siempre y cuando no estés segura del cliente. Esconde bien el dinero en tu bolso, preferiblemente en un bolsillo con cremallera o en un compartimento oculto. ¡No te separes nunca de tu bolso! Si tu vas al baño, el bolso va al baño contigo.

 

Fíate de tu instinto

El instinto puede ser el mejor sistema de protección que puedas tener, confía siempre en él. Con suerte, si te has promocionado bien, nunca te faltará trabajo, pero si te encuentras en una situación en la que te quedas con pocos clientes, no corras más riesgos de los que deberías correr de normal. Si entras en una habitación de hotel o en una casa y crees que algo no va bien, di que te has dejado los condones en el coche y sal de ahí (no te lleves su dinero). Si tu cliente va drogado, o borracho, o es agresivo/odioso, vete. Si encuentras a más de un hombre esperándote, vete. Y, una vez más, si te has hecho suficiente publicidad, la mayoría de los chicos que conozcas harán un esfuerzo real para que la cita salga adelante, serán encantadores contigo, y te tratarán como una princesa. No cometas errores, no tomes riesgos innecesarios.

 

Salud sexual

Ve a tu clínica de salud y hazte un chequeo regularmente. Asegúrate de que te toman muestras de la garganta para analizar, y proponles la idea de tomar una muestra anal también.

Durante las citas, y antes de que comience la diversión, asegúrate de explicarle al clientes las normas sobre usar condón y qué es lo que implica no utilizarlo. Si aún así, el cliente trata de no usar el condón a escondidas, apaga las luces para que no le veas o algo fuera de lo común, no te arriesgues. Algo que no sabe la gente es que los condones no protegen contra las verrugas, herpes, etc. así que pueden propagarse a las ingles o incluso más allá. No le ofrezcas sexo oral si te sangran las encías, si tienes llagas en la boca o si has ido al dentista. No dejes a los hombres que se te corran cerca de los ojos o la nariz. No les dejes que se te corran en la boca sin ser plenamente consciente de los riesgos. Haz un cambio de condón cuando las relaciones sexuales se vuelvan más vigorosas para reducir el riesgo de que se rompan. Y si, por lo que sea, el cliente contrata a dos acompañantes y tú eres una, asegurate de que utiliza un condón para cada acompañante.

 

Discreción

Mantén tu nombre en secreto para ti. Todos los clientes preguntarán por tu nombre, es normal y comprensible, pero te recomiendo que les des otro nombre falso (o ninguno) y no les digas dónde vives. No lleves ningún tipo de información que te identifique en el bolso, ni documento de identificación ni nada. Pon contraseña a tu teléfono móvil para que no puedan utilizarlo si tú no quieres. Todo lo que necesitas llevar encima es una pequeña cantidad de dinero en efectivo para emergencias y el cambio que le tengas que dar al cliente, tu móvil, un recambio de lencería, condones, lubricantes, juguetes, etc.

Te recomiendo que siempre recortes, tapes o difumines tu cara en las fotos. No es necesario que muestres tu cara para tener éxito en tu trabajo. Del mismo modo, evita ser filmada, grabada o fotografiada durante las citas con tus clientes, y si debes permitirlo, pon la condición de que no incluyan tu cara. Puede que ahora no tengas nada que perder, pero nunca sabes que te deparará en un futuro. Ah, y mantén tus ojos bien abiertos por si hay cámaras ocultas, es fácil darse cuenta, el cliente tratará de ponerte en cierta posición o tratará de que no te salgas de una determinada área de la habitación.

 

Acompañante de acompañantes

Si es que no trabajas para una agencia, ten SIEMPRE a mano a alguien para hacer el check-in y check-out de tus citas. Un mensaje de texto a un amigo para que sepa que estás bien, que va todo correctamente. Ya sea un amigo, una vecina, o una colega acompañante. Necesitas una persona que sepa exactamente dónde estás, y a qué hora planeas irte. Si no te vas a tiempo, que te llamen al teléfono, y si no pueden localizarte, que llamen a la policía. Alguien que sea de confianza para ti, es alguien de quien depende tu vida en un caso extremo.

Todo esto no quiere decir que salgas antes de tus reservas, sino que salgas rápidamente, evita tanto llegar tarde a tus citas como salir antes de tiempo. Si tu “amigo/a”, que se encarga de controlar el tiempo, se acostumbra a que salgas más tarde de lo que deberías, si algo sale mal, es menos probable que se preocupe por ti. Si el cliente quiere tiempo extra, que pague por ello, pero tú encárgate de avisar a quien tengas que avisar para saber que sales una, o dos o tres horas más tarde, lo que sea.

 

Espero que esto os sirva de ayuda, y recordad, la seguridad es lo más importante.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *